Comunicación no verbal

Además de con sonidos, las ratas se transmiten mucha información a través de hormonas, temperatura, fluidos… pero también a través de gestos o posturas que podemos aprender a interpretar.

Estos gestos pueden darse con todo el cuerpo, los ojos, la posición de las orejas, los hábitos o incluso con el pelo. A veces podemos ver uno de estos signos o varios a un mismo tiempo, lo cual nos ofrece más información y por tanto nos da mayor facilidad a la hora de interpretarlos. Conociendo estos pequeños comportamientos y los sonidos que emiten, pronto sabremos prácticamente todo de las ratas que conviven con nosotros.

Esconderse

Cuando una rata corre a esconderse es claramente porque se siente asustada o en el ambiente en el que se encuentra. Si el animal huye hacia una zona alejada a nosotros y se esconde en pequeños huecos, es porque aún no nos hemos ganado su confianza. En cambio, si la rata se esconde entre nuestras ropas o pelo, es porque confía en nosotros y sabe que somos una zona segura y que le protegeremos en caso de necesidad.

Boggling

Es un movimiento de ojos que les hace aparecer mucho más saltones que de costumbre, y en movimiento. Puede llegar a asustar, ya que en algunas ratas parece que los ojos fueran a salirse. Acompaña normalmente al bruxing y se produce por el movimiento de la mandíbula durante el mismo, e igual que éste puede darse por felicidad o por encontrarse en una situación de estrés.

Ladeo

Cuando una rata se coloca con el costado hacia otra rata o nuestra mano y alejando la cara, está mostrando su falta de confianza y está preparándose para una posible pelea o ataque, ya que es una postura atacante y defensiva a un mismo tiempo, ya que permite proteger la cara de un posible ataque utilizando el cuerpo como escudo.

Cierre de ojos

Sumado al ladeo, podemos ver que las ratas cierran uno o ambos ojos. Es una medida de protegerlos en previsión a una pelea o ataque. También es común que lo veamos durante las sesiones de volteo si la rata aún no ha aceptado su posición en el clan y es fácil confundirlo con una señal de calma, aunque es todo lo contrario.

Puffing o erizamiento

Si una rata tiene el pelo erizado significa malestar, bien psicológico ante una posible amenaza, como por ejemplo cuando ven a otra rata que consideran un intruso y quieren aparentar ser más grandes; bien físico, ya que una rata enferma o muy anciana eriza su pelo y además éste aparece más sucio y desaliñado.

Orejas plegadas

Cuando una rata pliega las orejas hacia la parte trasera de su cabeza es una señal de amenaza o de disconformidad. Suele ir acompañada de ojos cerrados y de ladeo, incluso de pelo erizado o gritos.

Acicalamiento o grooming

Las ratas son animales extremadamente limpios, que pasan la mayor parte del tiempo que están despiertas aseándose a sí mismas, pero también a otras ratas de su clan. Así, es normal que una rata jerárquicamente inferior asee a las ratas que se encuentran por encima de ella, pero también que las que tienen un rango superior acicalen a sus subordinadas. Generalmente, este acicalamiento es más vigoroso cuanto mayor rango tenga la rata, pudiendo llegar a ser brusco. Algunas de las ratas de rango inferior pueden emitir algunas vocalizaciones de queja en alguna ocasión.

También podemos ver cómo la rata se acicala a sí misma, no solamente por su higiene personal, sino sobre todo tras haber estado en contacto con personas u otros animales, y especialmente si se encuentra en una situación relajada o bien, muy estresante, ya que esto les ayuda a tranquilizarse.

Cuando las ratas nos acicalan a nosotros, las manos, cuello, orejas… significa que nos consideran un miembro más del clan y están realizando el mismo trabajo que realizarían con otras ratas de su grupo. Además, es una buena manera de eliminar nuestro olor característico y dejar el suyo, que es el olor del clan al que pertenecemos. Es frecuente que las ratas nos acicalen al meter la mano en su jaula, acercarla a ellas, después de jugar y después de acariciarlas.

Wagging o meneo de cola

Igual que los perros, las ratas también pueden mover la cola espasmódicamente si están contentas. No todas las ratas lo hacen, apenas un pequeño porcentaje de ellas, pero es muy divertido de ver. No es frecuente que una rata agite la cola por enfado, pero sí podemos ver que la mueva rápida y fuertemente si está intentando hacer equilibrios para mantenerse en pie o para zafarse de un volteo.

Marcaje con orina

El marcaje con orina lo realizan tanto machos como hembras, y es más frecuente que lo realicen las ratas con la posición jerárquica más alta, aunque todas las ratas del clan, independientemente de su estatus, pueden hacerlo. El marcaje no son orines enteros, no hay que confundirlo, sino que son pequeñas gotas que dejan al pasar por ciertas zonas, o incluso nosotros mismos, nuestra ropa o nuestros enseres personales, para dejar su olor. Cuando una rata realiza este marcaje, significa que considera que algo es de su agrado y de su círculo más íntimo, por lo que si nos lo realizan nunca debemos molestarnos, al revés, es un fuerte halago de su parte.