Maderas, ¿son seguras?