Cuarentena

¿Qué es la cuarentena?

La cuarentena es un periodo de aislamiento de un animal del resto. Debe tener una duración, como su propio nombre indica, de 40 días. Es imprescindible cuando llega a nosotros una nueva ratita, antes de iniciar las presentaciones con las que ya tenemos.

¿Qué implica?

Durante este periodo, no puede haber contacto (ni directo ni indirecto) entre los animales aislados y los “de casa”. Esto significa que deberán permanecer en habitaciones separadas y deberemos lavarnos las manos (con especial atención a los pliegues de la piel y el comienzo de las uñas) y cambiarnos de ropa cada vez que salgamos de la habitación de aislamiento. También debemos desinfectar con productos eficientes todo aquello que haya entrado en contacto con el animal aislado como método preventivo (telas, suelo, accesorios de la jaula…). Podemos emplear guantes desechables para manipular al animal aislado o limpiar su jaula si lo deseamos.

Tendremos que revisar al nuevo animal, su estado físico, y buscar síntomas de malestar, heridas, parásitos, observar sus heces… Debemos acudir al veterinario tanto si los encontramos como si no, para hacerle una revisión general y que allí puedan observar algo que a nosotros se nos haya escapado. Aprovecharemos para desparasitar internamente (y externa si fuera necesario). Si el animal enfermó durante este periodo, debe mantenerse en cuarentena mientras, pero también es necesario volver a contar desde el principio los 40 días una vez sane, para garantizar que no haya “rebrotes” de la enfermedad, algo muy común en las ratas.

¿Por qué es importante la cuarentena?

La cuarentena se hace para evitar la propagación de enfermedades (infecciones bacterianas, virus, hongos y parásitos, tanto internos como externos) que pueda transmitir el nuevo animal a los ya establecidos. A veces, las enfermedades no son sólo entre ratas, por lo que tendremos que tener cuidado con el resto de mascotas (perros, gatos…) e impedirles la entrada a la habitación de aislamiento, así como a personas que después no puedan cumplir el protocolo de higiene, por el motivo que sea. Las enfermedades pueden ser silenciosas y graves, por lo que no hay que bajar nunca la guardia.

¿Por qué 40 días?

Hay muchas enfermedades, infecciones, etc, que no dan síntomas hasta pasado este tiempo, por lo que sería imposible para nosotros y el veterinario descubrir de qué se trata y no podríamos curar a los animales a los que ya hubiera contagiado. Este periodo de tiempo se puede reducir si existían buenas condiciones de higiene y mantenimiento en el sitio donde se encontraba el animal antes de llegar a nosotros, y lo podremos dejar en 14 días mínimo, nunca menos de este tiempo. Bajo ningún concepto debemos reducir el tiempo si el animal procede de un macrocriadero, una tienda de animales o un particular que no las tratara adecuadamente.

¿Es necesario hacer pasar la cuarentena en soledad?

Si hemos adquirido dos o más ratitas a la vez y vienen del mismo lugar, pueden pasar juntas la cuarentena, pero si alguna muestra algún síntoma de malestar debe separarse de las demás con urgencia, para evitar la propagación a las sanas.

Si vienen de distintos lugares, aunque las hayamos adoptado a la vez, entonces sí deben permanecer aisladas también entre sí, ya que no sabemos si una de un sitio viene enferma y el resto de otro sitio no.

Una vez superada la cuarentena se puede proceder a las presentaciones, siguiendo los pasos de manera normal.