Ser casa de acogida significa acoger un animal en nuestra hogar de forma totalmente desinteresada. Para poder ayudar a todas las ratas que necesitan una nueva familia, precisamos de la colaboración de voluntarios que se ofrezcan como casas de acogida, ya sean temporales o indefinidas.

Ratas en Adopción no cuenta con un refugio ni instalaciones preparadas para albergar a las ratas rescatadas, por lo que los animales se alojan en domicilios particulares durante el tiempo que necesitan. Esta convivencia e integración en los hogares ayuda a que las ratas se rehabiliten de manera más rápida y con mejores resultados, lo que ayuda enormemente a que puedan tener una nueva oportunidad.

Para poder seguir creciendo, necesitamos casas de acogida casi de manera constante. Por desgracia, sólo podrás ser casa de acogida si resides en Barcelona, A Coruña, Madrid, Murcia o Valencia. Esto nos ayuda a poder organizarnos mejor y a ayudarte sin problemas.

Hay dos tipos de casas de acogida, según su duración:

Casas de acogida temporal

Las casas de acogida temporales son clave en situaciones puntuales: post-operatorios, bebés sin destetar o recién destetados, puntos de encuentro para ratitas que tendrán que viajar juntas o ciudades de espera para continuar su camino hasta su nuevo hogar.

 

Casas de acogida indefinida

Las casas de acogida indefinida son las que mantienen a las ratitas rescatadas consigo y les ayudan a rehabilitarse física y emocionalmente. Nunca se puede saber cuánto durará esta acogida, pueden ser unos pocos días o varios meses, y son las más importantes para poder seguir desarrollando nuestra actividad.

 

¿Cuáles serán mis obligaciones como casa de acogida?

Antes de poder solicitar ser casa de acogida hemos de aprender sobre las necesidades y los cuidados que las ratas requieren. Toda la información necesaria para conocer la especie se encuentra en esta misma web, pero te ayudaremos y orientaremos siempre que lo necesites, tanto antes de acoger como durante el periodo de acogida.

Unos días antes de llegar las ratas a ti, alguno de nuestros voluntarios se personará en tu domicilio y hará una breve visita, para comprobar que todo está en orden. Ese mismo día o puede que el día de entregarte a los animales, deberás firmar un contrato de acogida, y deberás proporcionarnos una fotocopia de tu DNI o NIF.

Debes saber que los gastos de manutención de los animales corren a cargo de la casa de acogida. Es decir, habrás de poder pagar su alimentación, lecho higiénico y otros gastos habituales de mantenimiento. No te preocupes, los gastos veterinarios siempre corren a nuestra cuenta, aunque habrás de avisarnos con anterioridad y disponer de una cuenta de Paypal para que podamos enviarte el dinero.

En caso de querer cesar la acogida, bien de manera definitiva o temporal (vacaciones, etc), deberás avisarnos con al menos 30 días de antelación, para que podamos reubicar a los animales en otra casa de acogida si la hubiera, o tuviéramos tiempo suficiente de encontrarla de no haber ninguna casa de acogida disponible.

¿Cuáles son las obligaciones de Ratas en Adopción?

Ratas en Adopción ofrecerá siempre orientación y ayuda a las casas de acogida sobre la rata doméstica, sus cuidados, etología y necesidades. Te ofreceremos varias vías de contacto para que puedas escoger siempre la que te resulte más cómoda en cada momento.

Todos los gastos veterinarios en los que incurran las ratas acogidas son a cargo de Ratas en Adopción, siempre y cuando la asociación así lo haya autorizado, previo contacto de la casa de acogida.

Siempre que sea posible, Ratas en Adopción proporcionará jaulas, bebederos, comederos, juguetes y material de nido a la casa de acogida si ésta lo necesita, aunque es posible que no siempre haya material para todas las casas de acogida, e intentaremos buscar una solución. Todos estos accesorios deben ser devueltos a la asociación una vez el periodo de acogida finalice.

Si los animales han estado en buenas condiciones higiénicosanitarias y se han desarrollado correctamente, Ratas en Adopción dará prioridad a la casa de acogida en caso de que ésta quisiera formalizar la adopción de los animales acogidos.

Los animales son en ocasiones recogidos en mal estado de salud, por lo que han de pasar una revisión veterinaria, a cargo de la asociación, y un periodo de cuarentena completo. La casa de acogida será la única y total responsable de la propagación de posibles enfermedades a otros animales de la casa, de la misma o distinta especie. Además, juntar a las ratas en acogida con las propias de la familia se hará siempre por cuenta de la casa de acogida, teniendo en cuenta lo previsto anteriormente.

¿Qué tengo que hacer para ser casa de acogida?

Si has leído todo lo anterior, te has informado y aceptas dichas condiciones, sólo debes rellenar el siguiente formulario totalmente cumplimentado. Recuerda que también debes incluir fotografías del lugar destinado a la estancia de las ratas. No podremos aceptar candidaturas cuyos formularios no tengan todas las preguntas contestadas de manera extensa y completa, ya que es nuestra única manera de conocerte. Nuestro equipo de adopciones te contestará con la mayor brevedad posible.