Lechos higiénicos

Para garantizar una correcta higiene en la jaula de nuestras ratas es importante proporcionar un lecho absorbente al que puedan acudir a realizar sus necesidades. Este lecho puede colocarse tanto en la totalidad de la bandeja de la jaula o parte inferior, como exclusivamente en esquineros o recipientes preparados para tal efecto, a los que aprenderán a acudir con facilidad si sigues estas pautas.

Si te decantas por cubrir toda la cubeta de la jaula, te recomendamos optar por lechos más suaves y cómodos a la pisada de los animales, mientras que si optas por un esquinero, cualquiera de los lechos aptos puede ser muy adecuado.

Es relativamente sencillo encontrar lechos o sustratos para animales en el mercado pero no todos son válidos para nuestras mascotas. Aquí intentaremos explicaros los pros y contras de diferentes lechos y si éstos son o no aptos para nuestros animales.

 

Lechos aptos

Lecho de Cáñamo: Es sin duda el sustrato que más recomendamos, no es molesto para sus patitas, absorbe muy bien, retiene el olor, no desprende polvo y es bastante económico. Como contra tiene que es muy ligero y puede ser volátil si nuestras ratas corretean mucho sobre él, saliendo con facilidad de la jaula.
Carefresh: Se fabrica a partir de fibras de celulosa, es muy suave y no contiene polvo, absorbe muy bien y se presenta en diferentes colores. Como contra tiene que es muy ligero y puede ser volátil si nuestras ratas corretean mucho sobre él, saliendo con facilidad de la jaula.
Viruta de maíz: La viruta de maíz es un buen sustrato ya que no suelta polvo y absorbe muy bien, pero puede resultar incomodo para las patas de las ratitas al caminar, por lo que es más adecuado si sólo se encuentra en el esquinero.  Hay de gránulos más pequeños y de gránulos más gruesos, ambos son correctos. No recomendamos en absoluto utilizar aquellas virutas con aromas ni con colorantes, pues son muy molestas y perjudiciales para los animales.
Papel prensado: Está formato a partir de papel de periódico en forma de cilindros, por lo que puede resultar incomodo para las patas de nuestras ratitas. Absorbe bien y no suelta polvo y es más pesado que otros lechos, por lo que no sale con tanta facilidad de la jaula si las ratas lo vierten del esquinero.
Dry-Bed, mantas y telas sintéticas: Dry-Bed es similar a una alfombra espesa que sirve como base para la jaula sin necesidad de usar otros sustratos. Al ser tela no suelta polvo y absorbe bastante bien, aunque se debe cambiar cada 2 o 3 días. El único inconveniente es que a nuestras ratas les puede parecer entretenido roerla y descolocarla. También se pueden utilizar mantas de polar o toallas superabsorbentes de la misma manera, con o sin acolchamiento o tejidos más absorbentes debajo. Es muy recomendable para ratas con problemas de movilidad, enfermas, bebés y ancianas.

Maíz prensado: Absorbe muy bien, no suelta polvo ya que al deshacerse se compacta. Viene en forma de cilindros pequeños, lo que puede resultar incomodo a sus patitas. Hay marcas que sí sueltan polvo y se deshacen como la madera prensada, por lo que no deberemos usarlas.

*Nota: Algunos de los lechos recomendados pueden provocar alergias a algunas ratas.

Lechos no aptos

Madera prensada: Es madera prensada en forma de cilindros que se deshacen con los líquidos. Cuando esto ocurre, forman mucho polvo, lo que es dañino para las vías respiratorias. Además, suelen ser maderas tóxicas para las ratas, pues se fabrican con maderas que liberan fenoles y pueden seguir siendo perjudiciales a pesar de haber sido sometidas a procesos de extracción de los mismos. Bajo ningún concepto se recomiendan tampoco pellets de calefacción empleados con este fin.
Serrín o viruta de madera: El serrín es muy nocivo para los animales, ya que suelta mucho polvo, el cual por el proceso de corte es astillado e irritante, y daña sus vías respiratorias. Además, las maderas que se utilizan para hacerlo pueden ser tóxicas, pues se fabrican con maderas que liberan fenoles y pueden seguir siendo perjudiciales a pesar de haber sido sometidas a procesos de extracción de los mismos.
Arena para gatos: La arena para gatos, al igual que el serrín, suelta demasiado polvo y puede provocar muchos daños a las vías respiratorias de nuestras ratitas, además de ser tremendamente abrasiva para su piel y patas. Se desaconsejan tanto las “tradicionales” como aquellas formadas por cristales o sílice.
Heno: El heno no es un sustrato propiamente dicho por lo que no absorbe lo suficiente y también libera mucho polvo. Suele producir alergias respiratorias y cutáneas en las ratas, y pudre sorprendentemente rápido con el orín. Tienes más información sobre el heno aquí.
Papel de periódico y revistas: El papel de periódico y el papel de revista no son buenos sustrato por dos principales motivos. El primero es que no son absorbentes en absoluto, y el segundo, porque las tintas en las que se imprimen pueden tóxicas para los animales, y pueden introducirse al cuerpo tanto por vía oral como cutánea. Además, pueden producir heridas por cortes y apenas dura pocos minutos sin estropearse completamente.